Dámaso López, el capo que se convirtió en la mano derecha de ‘El Chapo’


Dámaso López Nuñez, mejor conocido como ‘El Licenciado’ ayudó a construir uno de los cárteles más poderosos de México, el Cártel de Sinaloa, convirtiéndose incluso en la mano derecha de Joaquín Guzmán Loera.

Originario de Eldorado, Sinaloa, López Nuñez a diferencia de varios de los capos de su generación se distinguió por tener una vida privilegiada pues es hijo de un funcionario local, conocido como Don Dámaso, quien fue recaudador de impuestos, presidente de los ganaderos de su pueblo y síndico (funcionario municipal) de su región en 2007 por el Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Dichas funciones le permitieron hacerse de diversas propiedades de lujo, así como de enviar a su hijo a una escuela privada de monjas carmelitas y cursar el nivel superior en la Universidad de Occidente, lo que le dio la oportunidad de hacerse del título en derecho y del famoso sobrenombre en el mundo de las drogas: ‘El Licenciado’.

MÁS NOTICIAS:   Miles protestan en Nueva York en contra de una guerra con Irán (video)

Con solo 25 años de edad consiguió su primer trabajo como policía judicial para después en 1999 convertirse en subdirector del penal federal de Puente Grande, en Jalisco. Tiempo en el que ‘El Chapo’ Guzmán estaba preso por primera vez tras ser detenido en Guatemala en 1993.

La llegada de El Licenciado derivó de varias irregularidades dentro del penal y del escape de Guzmán Loera el 19 de enero de 2001 lo que selló su lealtad y amistad. El Licenciado había renunciado a su puesto tres meses antes del acontecimiento; sin embargo, éste siguió visitando al capo hasta 10 días antes de su fuga.

A partir de ahí las autoridades federales lo señalaron como el facilitador del escape de El Chapo, así como pasó a convertirse en su hombre de confianza, su operador, negociador en el negocio de las drogas, el jefe de su propio ejército de sicarios y su compadre.

MÁS NOTICIAS:   Víctima de Legionarios de Cristo busca interponer demanda colectiva

Durante los 15 años que López Nuñez sirvió al capo construyó su propia estructura criminal, en la que incluía la compra de autoridades mediante sobornos, una amplia red en México, Estados Unidos, Centro y América del Sur, dedicada al narcotráfico. Llegando a tener bajo su control las conexiones del Cártel de Sinaloa con grupos del narco en Colombia y Perú.

Te invitamos a ver estos videos





Like it? Share with your friends!