Hombres de Qasem Soleimani habrían buscado a los Zetas para organizar un atentado terrorista


El tiempo - Tutiempo.net

A la distancia, algunos pensarían que la muerte del general Qasem Soleimani a manos de Estados Unidos poco le importa a México. Sin embargo, además de los precios del petróleo, la relación con Donald Trump o la necesidad imperante de aclararles que apunten arriba del Río Bravo, también aprovechamos para recordar una extraña historia de este poderoso militar de Irán y su relación con el crimen organizado en nuestro país.

En octubre de 2011, autoridades mexicanas y estadounidenses frustraron un atentado terrorista que habían organizado los hombres de Soleimani en supuesta colaboración Los Zetas.

A grandes rasgos, según la investigación presentada por el FBI (tómenlo con sus reservas) resulta que Irán estaba planeando matar al embajador de Arabia Saudita en Washington y para lograr su violento cometido necesitaban la ayuda de unos sujetos que consiguieron fama internacional en estos asuntos: el crimen organizado mexicano. En su momento, las autoridades bautizaron esta operación como La Coalición Roja.

MÁS NOTICIAS:   Tres niños se dejan picar por una viuda negra para convertirse en Spider-Man

Un hombre llamado Mansur Arbabsiar buscó contactar a Los Zetas. Presuntamente, este extraño sujeto era miembro activo de Al Quds, una rama de élite de la poderosa Guardia Revolucionaria que encabezaba Qasem Soleimani desde finales de los años noventa.

Arbabsiar se encontró con un funcionario encubierto que lo llevó con engaños a Reynosa para tener una reunión falsa con el cartel mexicano.

Mientras los agentes de la DEA se hacían pasar por miembros de Los Zetas, el sujeto dijo que tenía una misión que venía directamente de los “altos cargos del gobierno de Irán” y ofreció un millón de euros para organizar el asesinato del embajador de Arabia Saudita en Washington y colocar unas bombas en el edificio diplomático de Israel. Unos días después, el hombre depositaría 100 mil dólares como anticipo en cuentas controladas por el FBI.

MÁS NOTICIAS:   Llega a Venezuela el primer de 5 buques de Irán; EU sin señales de amenaza

Cuando regresó a México para cerrar el trato, fue identificado por las autoridades nacionales quienes lo enviaron a Nueva York para ser arrestado.

Unos días después, Estados Unidos agradecería la colaboración de México en esta intrigante historia. “Sin esa inmensa colaboración no habría habido resultados”, señalaba Eric Holder, el fiscal general estadounidense. Julio Ventura, el subsecretario de SRE encargado de Norteamérica, recalcó la relación de seguridad entre ambos países.

¿Y qué dijo Irán? Rápidamente negaron cualquier acusación hecha por Estados Unidos.

En su canal de televisión oficial, el gobierno iraní (Soleimani no respondió a las acusaciones) señaló que todo había sido una “fabricación” algo que Estados Unidos ha hecho con anterioridad y acusó al gobierno de Barack Obama de “lanzar una nueva campaña de propaganda contra la República Islámica de Irán”.


Like it? Share with your friends!