Mormones asesinados en México no eran solo de la familia LeBarón


La masacre de nueve personas pertenecientes a una comunidad mormona México–estadounidense, asentada en Sonora, México, causó confusión luego de que las víctimas fueran identificadas únicamente como integrantes de la familia LeBarón.

Sin embargo, aunque comparten lazos familiares y culturales con los LeBarón, las tres mujeres y seis niños asesinados el 4 de noviembre pasado eran habitantes del Rancho LaMora, en Sonora, y miembros directos de las familias Miller, Ray, Langford y Johnson.

“Siendo realistas, nosotros aquí en LaMora, estamos cansados de la mentira y tergiversación de toda la prensa, de que somos la familia LeBarón. Simplemente por la popularidad de Julián y Adrián LeBarón en su activismo”, dijo Kenneth Miller, familiar de las víctimas.

La única LeBarón

De acuerdo con testimonios de familiares, Rhonita Miller era la única madre proveniente de la familia LeBarón. Era hija de Adrián LeBarón y adquirió el apellido Miller tras casarse con un hijo de Kenneth Miller hace más de 13 años.

MÁS NOTICIAS:   Le dan cadena perpetua, drogaba, abusaba de hombres y los filmaba

“Todos los niños son Miller, Langford y Johnson. Los nombres de casados de las mujeres son técnicamente Langford, Johnson y Miller”, detalló Kenneth.

Los orígenes

Aunque las comunidades de LaMora y LeBarón -en el vecino estado de Chihuahua- están divididas por la sierra y les separan más de 414 kilómetros de distancia, ambas son descendientes de diferentes olas migratorias de mormones procedentes de Estados Unidos durante el siglo pasado y asentadas en el norte de México.

La familia LeBarón -según el activista y organizador de la Caminata por la Verdad, Justicia y Paz, Julián LeBarón– arribó al estado de Chihuahua a inicios de 1900 por motivos religiosos y ahí fundó la colonia que lleva su apellido en el municipio de Galeana.

Mientras que otros grupos, entre ellos los Langford, también llegaron durante el mismo período al norte del país, específicamente al estado de Sonora donde fundaron otras poblaciones, entre ellas, el Rancho LaMora, la Colonia Morelos y el pequeño pueblo de Oaxaca junto al Río Bavispe. 

MÁS NOTICIAS:   “Una venganza estratégica pondrá fin a la presencia de EU en la región": Jefe de la Guardia Revolucionaria iraní

Familias entrelazadas

Sobre este pasado, Julián LeBarón señaló que las familias relacionadas en la masacre estaban emparentadas más allá del apellido LeBarón.

“Hay tantos LeBarones, Johnsons y Langfords casados entre nuestras comunidades, que son nuestros amigos y pasan tiempo en ambas comunidades”

“Dawna, la mujer que venía con sus hijos, se llamaba Dawna Ray. Mi mamá se llama Ramona Ray. Dawna era hija del hermano de mi madre y Rhonita, era Rhonita LeBarón, casada con Howard Miller. Howard Miller es hijo de Kenny Miller y Loreta LeBarón, entonces todos son familiares de alguna manera”, dijo Julián.


Like it? Share with your friends!