La modelo mexicana Claudia Salinas testificó en el juicio de Harvey Weinstein: negó haber engañado a una actriz para llevarla a la suite del productor


La modelo mexicana Claudia Salinas testificó este lunes en el juicio de Harvey Weinstein, y negó las acusaciones de la actriz Lauren Young, quien la culpó de haberla llevado a un hotel para que el productor pudiera abusar sexualmente de ella.

Salinas, nacida en Monterrey, subió al estrado para responder a las preguntas de los abogados de Weinstein, y desmintió rotundamente el testimonio que dio Young el pasado jueves, cuando esta aseguró que la influencer mexicana la había engañado, y la había encerrado en un baño con el productor.

“Yo nunca cerraría la puerta a nadie, jamás”, se defendió la actriz mexicana de 36 años, citada por medios locales.

(Foto: Reuters/Bryan R Smith)

Según Young, que declaró como última testigo de la Fiscalía en el caso por violación contra Harvey Weinstein, los hechos ocurrieron en febrero de 2013. Ese año, Salinas supuestamente la invitó a conocer al productor y fundador de Miramax.

De acuerdo a la actriz filipino-estadounidense, la influencer mexicana le aseguró que en la reunión podrían enseñarle a Harvey un guion. Ilusionada por la oportunidad, ella accedió, y los tres quedaron en el Hotel Montage de Beverly Hills.

(Foto: Reuiters/Jeenah Moon)

En algún momento de la noche, el acusado les propuso continuar la conversación en su suite. Las dos actrices acompañaron al productor a su habitación, y Harvey atrajo a Young hasta el baño. En ese momento, según el relato de Young, Salinas cerró la puerta desde fuera y la dejó atrapada con él.

“[Weinstein] Empezó a masturbarse mientras me agarraba el pecho derecho con la mano izquierda, y se masturbaba con la mano derecha diciendo: ‘¿Cómo voy a saber si puedes actuar? Esto es lo que hacen todas las actrices para abrirse paso’”, recordó Young durante la audiencia del pasado jueves.

(Foto: Reuters/Bryan R Smith)

“Estaba muy preocupada y asustada por si me lastimaban o algo”, añadió.

Según narró la testigo de la Fiscalía, cuando Weinstein terminó, escapó y corrió tan rápido como pudo. Al cruzarse con la modelo mexicana, le dirigió “una mirada de odio”.

MÁS NOTICIAS:   Especialista que lucho semanas contra el coronavirus se suicida

Durante su declaración este lunes en Nueva York, Claudia Salinas negó la versión de Young, y aunque reconoció que los tres habían quedado para tomar unas bebidas en 2013, explicó que no recordaba nada de ningún guion o de haber subido a la habitación del productor.

Además, cuando los abogados defensores le enseñaron fotografías de los pasillos o de la suite del Hotel Montage, dijo que no reconocía el lugar.

(Foto: Reuters/ Bryan R Smith)

Aunque la modelo mexicana refutó las palabras de Young, durante el interrogatorio sí reconoció que Weinstein le pedía que llevara amigas guapas a las fiestas y eventos que organizaba.

“Si iba a un evento, él me decía ‘Trae a tus amigas más guapas’”, explicó.

Salinas también reveló que el productor coqueteaba con ella, pero dijo que no estaba interesada “en una relación sexual con él”, por lo que lo detuvo de inmediato.

“Le dije al señor Weinstein que se fuera a la mie***”, aseguró.

Antes de que terminara la intervención de Salinas, la asistente del Fiscal del Distrito, Meghan Hast, le preguntó a la modelo de Monterrey cómo habría afectado a su carrera haber reconocido que sí encerró a Young.

Antes de que la mexicana contestara, la defensa, sin embargo, se quejó; y el juez no permitió a la testigo responder la pregunta.

El juicio a Harvey Weinstein

El pasado jueves, la modelo y actriz filipino-estadounidense, Lauren Young, fue la última de las seis testigos, incluidas las dos denunciantes, que la Fiscalía convocó para intentar demostrar que Weinsten es culpable de los cingo cargos de acoso sexual que se le imputan, dos de ellos de violación, y argumentar que siguió un patrón de conducta depredador.

Además de testificar en Nueva York a petición de la Fiscalía, Young es una de los dos principales testigos de otro caso abierto por acoso sexual contra Weintein en el estado de Los Ángeles.

Antes de ella, comparecieron la actriz Annabella Sciorra, que narró como el que fuera conocido como “el dios” del celuloide la violó en el invierno de 1993-1994; la ayudante de producción Mimi Haley, que aseguró haber sido violada en dos ocasiones por él, y Jessica Mann, que también acusó al productor de violación.

MÁS NOTICIAS:   Exhiben a jóvenes escupiendo en puerta de familia en plena pandemia (video)

Además, subieron al estrado Dawn Dunning, que en 2004 era camarera y aspirante a actriz, y que testificó que Weinstein la penetró con los dedos sin su consentimiento, y Tarale Wulff, quien relató en la sala del tribunal que Weinstein se masturbó frente a ella en el restaurante de lujo donde Wulff trabajaba en 2005.

(Foto: Reuters/Jane Rosenberg)

La acusación de los fiscales se sustenta sobre los testimonios de la ex actriz Jessica Mann y de Mimi Haley.

Las otras cuatro mujeres se sentaron en el estrado para intentar convencer a los doce miembros del jurado de que Weinstein actuaba siguiendo un mismo patrón: ofrecer oportunidades en la industria del cine a cambio de sexo y utilizar su poder para forzar sexualmente a sus víctimas.

En 2017, Rose McGowan se convirtió en una de las primeras mujeres en denunciar a Harvey Weinstein por abuso sexual. La actriz de la serie “Charmed” contó que el célebre productor de Hollywood la violó en un jacuzzi y después le ofreció USD 1.000.000 para comprar su silencio. Su testimonio se considera hoy uno de los grandes hitos del movimiento #MeToo, ya que empujó a más de 50 mujeres a hablar y a acusar a Weinstein de agresión y acoso sexual.

Famosas como Cara Delivingne, Angelina Jolie y Gwyneth Paltrow narraron cómo fueron sus desagradables encuentros con Weinstein.


Like it? Share with your friends!