Guatemala se endeuda con 594 MDD del FMI, lo mismo querían para México


El directorio del Fondo Monetario Internacional (FMI) aprobó un préstamo de 594 millones de dólares para que Guatemala equilibre su balanza de pagos derivadas de la pandemia de COVID-19.

“El Directorio Ejecutivo del FMI aprobó la solicitud de asistencia financiera de emergencia de Guatemala por aproximadamente US$594 millones para ayudar al país a cumplir con las necesidades urgentes de balanza de pagos derivadas de la pandemia COVID-19”, informó la institución en un comunicado.

Según la nota, este préstamo ayudará además a catalizar fondos adicionales de otros socios para el desarrollo.

“La débil demanda externa, la disminución de las remesas y las medidas de confinamiento y distanciamiento social para contener el virus, han interrumpido la actividad económica”, advirtió el presidente del consejo de administración del FMI, Mitsuhiro Furusawa.

Guatemala registra actualmente 8.221 casos positivos de COVID-19, de los cuales 1.504 se han recuperado, pero 316 fallecieron.

En el país sigue vigente el estado de calamidad para encarar la pandemia, pero durante esta semana los médicos del principal centro de atención del COVID-19 protestaron por la falta de pagos y de recursos.

El Banco de Guatemala (Banguat) estima para este año un desplome de la economía del 2 al 2.5%.

Lo mismo querían para México, pero los 36 años de neoliberalismo que padeció México, aunado a las políticas privatizadoras implementadas por la Organización para Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BIDdesmantelaron el sistema de producción.

YouTube sufre caída a nivel mundial: está completamente inutilizable

Leer más

EL FMI, instó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, a gastar con urgencia para reforzar la salud publica y amortiguar el impacto económico de la pandemia.

“Hacen falta subsidios al empleo, seguros de desempleo, apoyos directos a empresas”, insistió Alejandro Werner, el director responsable de Hemisferio Occidental de la poderosa institución de Washington, visiblemente frustrado por la austeridad de López Obrador.

Mientras los opositores ruegan por que se contraiga más deuda externa, López Obrador ha sido mucho más cauto a la hora de gastar dinero publico para afrontar la pandemia que otros países.

El FMI prevé un colapso del 6,6% del PIB mexicano este año, la peor recesión de América Latina.

Ante estos vaticinios, AMLO a dicho: “No vamos a contratar más deuda: hay dinero en caja”.

Para AMLO, las invitaciones a gastar del FMI son un canto de sirena. “No vamos a acudir a organizaciones financieras internacionales porque no vamos a contratar más deuda que no podemos pagar”, dijo.

17 países latinoamericanos ya han pedido rescates al FMI.



Like it? Share with your friends!