Hackers chinos piratearon investigaciones españolas de la vacuna contra el COVID-19


De acuerdo con la información de los servicios de inteligencia de España, China ha perpetrado ataques informáticos contra los laboratorios dedicados al desarrollo de vacunas contra el COVID-19. Sin embargo, sus responsables no reportan intromisiones.

Ciberatacantes supuestamente vinculados a China pueden haber obtenido información de modo fraudulento sobre el curso de las investigaciones de las vacunas españolas del COVID-19.

Según informó la directora del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), Paz Esteban, ataques de similar naturaleza se han producido en algunos de los países que compiten por obtener un remedio frente a esta enfermedad. Las revelaciones tuvieron lugar durante un encuentro organizado por la Asociación de Periodistas Europeos (APE), donde Esteban anunció que la ampliación del teletrabajo con motivo de la pandemia incrementó el “área de exposición” a los ciberataques, incluidos los dirigidos contra los ámbitos sanitario y farmacéutico.

En el caso de España, la directora de los servicios de inteligencia españoles declaró que los laboratorios implicados en el desarrollo de vacunas contra el COVID-19 fueron objeto de intromisiones procedentes de China, escribe el diario El País. Se desconoce el volumen e importancia de la información supuestamente sustraída.

Acusaciones desde EU
En julio un tribunal estadounidense (el tribunal federal de Spokane, en el estado de Washington), acusó al país asiático de estar detrás de los ciberataques contra 11 países implicados en la carrera por la consecución de vacunas frente al virus SARS-CoV-2.

China prohíbe importaciones de carne de cerdo de Alemania por una fiebre porcina letal

Leer más

En concreto, señalaron a los ciudadanos chinos Li Xiaoyu y Dong Jiazhi como responsables de piratear los sistemas informáticos de cientos de empresas de alta tecnología, así como Gobiernos y organizaciones de derechos humanos en EEUU, Australia, Bélgica, Alemania, Japón, Lituania, Holanda, Corea del Sur, Suecia, el Reino Unido y España.

Según la acusación, en los últimos tiempos estas dos personas habrían estado sondeando las vulnerabilidades de las redes informáticas de las compañías que se hallan detrás del desarrollo de vacunas y tratamientos contra el COVID-19. Se vincula a los supuestos hackers con el Ministerio de la Seguridad del Estado de China.

Fuente


Like it? Share with your friends!