Peligrosa enfermedad transmitida por mosquitos amenaza a Estados Unidos


El estado de Michigan ahora se enfrenta no solo a la amenaza del coronavirus, sino también a una rara enfermedad transmitida por mosquitos.

De hecho, el peligro fue reconocido hasta tal punto, que las autoridades recomendaron a la gente permanecer en sus casas después del anochecer y protegerse de las picaduras de los mosquitos después de que se sospechara que un residente del condado de Barry tenía encefalitis equina oriental, una enfermedad extremadamente peligrosa causada por el virus.

También se han confirmado que 22 caballos de 10 condados se han contagiado del virus, el doble de los casos en animales vistos en Michigan en el mismo tiempo el año pasado.

El estado está tratando el aire con sustancias especiales en varias áreas de alto riesgo para reducir el número de mosquitos que propagan el virus.

Hasta el momento, cinco casos confirmados de la enfermedad en humanos han sido reportados a los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos; tres en Massachusetts y dos en Wisconsin.

Por lo general, solo hay entre cinco y diez casos humanos reportados en el país cada año. Alrededor del 30% de las personas contagiadas acaban falleciendo. En el 2019, sin embargo, el número de casos y de muertes creció de repente, cuando 38 estadounidenses se enfermaron.

Argentina congela tarifas de Internet, TV y telefonía; los declara 'servicios públicos y esenciales'

Leer más

Solo en Michigan en 2019, seis personas murieron y otras cuatro fueron hospitalizadas, y tres de las cuatro personas que sobrevivieron siguen con problemas neurológicos graves.
El período de incubación del virus de encefalitis oscila entre cuatro y diez días, según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades. Los síntomas pueden ser leves y e incluir fiebre, escalofríos, dolores y malestar general, pero los casos graves pueden derivar en una inflamación del cerebro o en meningitis.

En algunos casos, también pueden producirse daños cerebrales permanentes, coma y la muerte. Además, muchos de los recuperados reciben distintos grados de minusvalías.

No hay vacuna para la encefalitis; tampoco tratamiento ni cura. Los médicos solo pueden ofrecer terapia de apoyo para ayudar a los pacientes a respirar, recibir líquidos y nutrición y prevenir otras infecciones.

Los niños menores de 15 años y las personas mayores de 50 son los que corren un mayor riesgo de desarrollar esta grave enfermedad.


Like it? Share with your friends!