Manuel Clouthier a 31 años de la muerte de Maquíó: Salinas mató a mi padre


Manuel Clouthier fue uno de los candidatos a la presidencia de México en las elecciones de 1988, cuando Carlos Salinas de Gortari, el candidato del PRI, resultó ganador tras un polémico “fallo en el sistema” que impidió dar a conocer los resultados en la fecha que se había previsto, despertando así todo tipo de especulaciones que continúan vigentes.

Sin embargo, pese a no salir victorioso, “Maquío” hizo historia en esas elecciones por la personalidad enérgica y temeraria que lo llevó hasta ese lugar y que desde el inicio marcó su trayectoria política: “Era un hombre atravesado, mañoso, enérgico, canijo, que no le tenía miedo a nada ni nadie”, llegó a decir sobre él José Newman, el ex director del Registro Nacional de Electores.

Con su carisma y facilidad para la retórica logró construir una imagen de él mismo que proyectaba pasión y rebeldía, pero también compromiso y tenacidad. Era mal hablado y políticamente incorrecto en sus discursos, en los que siempre hacía uso de un lenguaje efusivo y coloquial para impactar más en la gente. Entrenado en la ambición empresarial, al final, cuando se postuló para la presidencia, era más un producto del ámbito empresarial que un candidato forjado y curtido en el mundo político. “Lo suyo era crear empleos, pero no se encargaba de entender cómo funcionaban los hilos del poder”, dijo sobre él el periodista Ricardo Alemán.

Pero para llegar a ese momento “Maquío” tuvo que empezar desde abajo. Nació un 13 de junio de 1934, cuando Lázaro Cárdenas, el papá de uno de sus futuros rivales en las elecciones, era el presidente de México. Cuando era niño su abuelo era dueño de unas 30,000 hectáreas en Culiacán, Sinaloa. Venía de una familia con recursos, pero eso no le impidió conocer la vida ruda del campo. A los 8 años sus padres se divorciaron, y su madre, Cristina Rincón, se lo llevó a vivir a Guadalajara, Jalisco, donde al poco tiempo volvería a casarse.

Durante su adolescencia se fue a Estados Unidos para estudiar en una academia militar. Después se fue a vivir a Monterrey y ahí se graduó como ingeniero agrónomo fitotecnista en el Tecnológico, y donde más tarde también se casó y dio sus primeros pasos en el mundo empresarial.

Con el tiempo llegó a dirigir asociaciones agrícolas y empresariales, tanto en Sinaloa como a nivel nacional. Entre ellas estaban la Asociación de Agricultores del Río Culiacán (AARC), la Confederación Patronal de la República Mexicana (COPARMEX) y el Consejo Coordinador Empresarial (CCE).

Sin embargo, motivado por vivir de cerca la candidatura a la presidencia municipal de Culiacán de su tío Jorge del Rincón Bernal, y tras ver las irregularidades del proceso electoral, además de vivir en carne propia los abusos contra la gente del campo campo y el sector agropecuario del estado durante décadas, Clouthier decidió contender por el PAN en las elecciones para gobernador de Sinaloa el 26 de octubre de 1986, iniciando así su carrera política.

Según los resultados oficiales, fue derrotado por Francisco Labastida Ochoa del PRI en una elección muy cuestionada, con muchos sinaloenses inconformes con los resultados. Clouthier denunció la existencia de un fraude electoral con su libro La Cruzada por la Salvación de México.

Según Manuel Clouthier le habían “robado” la gobernatura de Sinaloa, pero aquello sólo sirvió para avivar más su ambición: el 22 de noviembre de 1987, un año más tarde, logró ganar en la primera ronda la candidatura del PAN a la presidencia de la República en una masiva elección interna histórica en el Partido Acción Nacional.


Like it? Share with your friends!

Ad Blocker Detected!

Refresh