Emilio Lozoya fue detenido por la Guardia Nacional, ingresó al Reclusorio Norte


Emilio Lozoya Austin fue detenido por agentes de la Guardia Nacional al término de la audiencia.

El juez ordenó que sea ingresado al Reclusorio Norte y que se garantice la seguridad del exfuncionario, pues en dicho centro están encarceladas otras personas denunciadas por él.

Al considerar que hay un riesgo de fuga y a que no logró un criterio de oportunidad con las autoridades que lo acusarán de cohecho, lavado y asociación delictuosa. 

El juez Artemio Zúñiga consideró pertinente su encarcelamiento mientras ura el proceso en el Reclusorio Norte.

La Fiscalía General de la República (FGR) solicitó durante la audiencia la prisión preventiva para el exdirector de Pemex y declaró improcedente el criterio de oportunidad.

La FGR acusa a Lozoya de haber usado su petición de criterio de oportunidad para “dilatar y obstaculizar el proceso en su contra”.

Sobre las fotografías de Lozoya comiendo en un restaurante de lujo, el abogado de Pemex dijo que “son una absoluta falta de respeto y una provocación a las autoridades. Se han interpretado como una actuación sesgada de la autoridad y mandan un mensaje de que hay una justicia diferenciada. No es aceptable”.

Estas fotografías, dijo la Fiscalía son prueba de que Lozoya cuenta con una red de protección con amplio poder económico.

Mexicanos acusan a Felipe Calderón de ser un servil a España e Iberdrola

Leer más

“Las fotos del justiciable (Lozoya) ampliamente difundidas en medios de comunicación dónde con poco pudor procesal se le ve departiendo en un restaurante de lujo. Esto prueba que cuenta con el apoyo de personas que lo pueden ayudar a darse a la fuga”, argumentan los fiscales.

La FGR anunció que lo acusará de cohecho, lavado y asociación delictuosa, por lo que podría alcanzar hasta 35 años de cárcel.

El abogado de Petróleos Mexicanos respaldó la petición de prisión preventiva justificada, y lo acusa de “no haber hecho el más mínimo intento de reparar el daño causado. No ha habido el más mínimo acercamiento de su parte”.

“Lozoya no ha tenido la más mínima intención de reparar el daño. Lo cual era un requisito indispensable para concederle el criterio de oportunidad”, señaló la parte acusadora.


Like it? Share with your friends!