in

¿Conoces el tejocote y sus beneficios para la salud?

Los tejocotes tienen gran contenido de vitamina C, B, calcio y hierro; ayudan a fortalecer el sistema inmune para prevenir enfermedades respiratorias. La mayoría lo consume en el ponche navideño

¿Qué es el tejocote?
El tejocote es el fruto del árbol de nombre científico Crataegus mexicana que pertenece a la familia de las Rosáceas y al género Crataegus, el cual agrupa alrededor de 140 especies. En el continente americano se localizan 100 de ellas y alrededor de 13 crecen en la república mexicana.

MÁS NOTICIAS:   Lamidas de perros y gatos podrían enfermarte; tus besos a ellos también

Es originario de México y ciertas localidades de Guatemala, y se puede llegar a encontrar en los andes americanos.

En otros países también es conocido como manzanilla de la india.

El nombre de tejocote proviene del náhuatl Texócotl, compuesto por tetl, que quiere decir piedra, y xocotls, que significa fruto de sabor agridulce.

El tejocote es un frutal silvestre que se encuentra adaptado a una gran diversidad de suelos y climas, aunque el hábitat natural está en el altiplano mexicano y en especial de la región de los volcanes Izta-Popo, en la llamada Sierra Nevada.

Puebla se ubica en el primer lugar de producción nacional de tejocote, con el 94% del total.

Los otros estados productores son Estado de México, Tlaxcala, Chiapas, Michoacán, Hidalgo y Morelos.

¿Qué nutrimentos y beneficios aporta

El tejocote es una fruta rica en vitamina A, así como en calcio y hierro, es decir, vitaminas y minerales indispensables para diferentes procesos biológicos, como el adecuado funcionamiento del sistema inmunológico, el mantenimiento de la salud ósea y evitar la anemia por deficiencia de hierro.

Como la mayoría de las verduras y frutas es rica también en vitamina C, que junto con la vitamina A y otros compuestos llamados bioactivos como los fenólicos tienen una importante actividad antioxidante (comparado con otros frutos como fresas y duraznos), que disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades crónicas por oxidación e inflamación de las células, tales como las enfermedades del corazón y la diabetes.

No es particularmente alto en fibra pero sí la contiene, y ayuda a controlar la glucosa y el colesterol en sangre.

¿Cuánto cuesta?
Su temporada inicia en las últimas semanas de octubre y culmina a mediados de enero.

Su costo por kilo varía entre $20 y $30 pesos, dependiendo del tamaño y el lugar de compra.

¿Cómo se recomienda consumirlo?
En general el fruto se consume cocido y si se quiere comer crudo debe estar maduro.

En México la forma más común de consumir tejocote es en el ponche navideño.

Sin embargo, este fruto puede disfrutarse como parte de diversos platillos (ver recetas a continuación), agregando buen sabor y nutrición a esta temporada.

El fruto hervido (té) es empleado en enfermedades respiratorias como la tos, pulmonía, bronquitis, resfrío y dolor del pulmón.

Recetas para consumir el tejocote

Atole de tejocote

Ingredientes:

• 2 tzas de tejocotes sin piel ni hueso y en cuartos

• 2 tzas de agua

• 2 cdas de azúcar mascabado

• 70 g de masa de maíz

• 2 tzas de leche

• 1 raja de canela

Preparación:

1. Licuar los tejocotes con agua, el azúcar mascabado y la masa de maíz, hasta obtener una mezcla homogénea.

2. Verter en una olla y cocinar a fuego medio, moviendo constantemente hasta que hierva. Bajar el fuego y cocinar hasta que la preparación espese.

3. Incorporar la leche y la canela a la olla, revolver bien y dejar hervir 5 minutos más a fuego bajo moviendo ocasionalmente.

4. Servir caliente y disfrutar.

Receta de https://cheforopeza.com.mx/atole-de-tejocote/

Dulce de tejocote tradicional

Ingredientes:

• 1 litro de agua

• 1 kilo de tejocotes

• 500 gramos de piloncillo

• 5 clavos de olor

• 1 raja de canela

Preparación:

1. Poner a hervir el agua y añade los tejocotes. Dejar cocer hasta que la piel se comience a desprender.

2. Retirar del agua y deja enfriar. Pelar los tejocotes.

3. Colar el agua en la que se cocieron los tejocotes y vaciar en una olla.

4. Añadir los tejocotes, el piloncillo, los clavos y la canela.

5. Hervir y no dejar de mover hasta que se disuelva el piloncillo.

6. Dejar cocer los tejocotes hasta que estén suaves y su líquido tenga consistencia viscosa, es decir, la de un almíbar.

Ver más videos

Te invitamos a ver estos videos


Receta adaptada de https://www.cocinadelirante.com/  

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

SEP y SAT firman convenio para promover y difundir civismo fiscal a estudiantes

FGR extradita a exintegrantes de cárteles de Sinaloa y Beltrán Leyva