in

Miguel Herrera ya no verá al árbitro para evitar problemas

Miguel Herrera, entrenador del América, ya no quiere problemas y es por eso que ha decidido que ya ni siquiera volteará a ver a los árbitros para evitar cualquier tipo de problemas o malentendidos.

Este jueves 7 de noviembre en conferencia de prensa, el ‘Piojo’ aceptó que se encuentra pagando las consecuencias de sus actos; no obstante, indicó que dejará de ver a los árbitros para que éstos no lo tomen con un reclamo que le haga merecedor de una expulsión.

“Ahora estoy pagando consecuencias. Según me echaron porque abandoné mi zona técnica. Trataré de no voltearlos a ver (a los árbitros) para que no piensen que con los ojos reclamé. Me parece que las tres expulsiones, y saco de contexto mi suspensión de juegos por la grosería que dije, están fuera de contexto, pero si es la vara que yo puse trataré de erradicarla”
Miguel Herrera

El técnico de las Águilas habló sobre su más reciente expulsión, ante Santos Laguna, en la que aseguró no haber perdido los estribos junto a su colega Gustavo Almada.

“¿En algún momento exploté? Reconocí que fue cuando salí del vestidor y fue la grosería, porque si hubiera sido otra no hubieran dicho nada. Fue la palabra que tratamos de erradicar. Hice fama y me tengo que echar a dormir”.

No está desconcertado

Después de tantas indisciplinas en lo que va del Apertura 2019, Herrera aseguró no se encuentra desconcentrado; todo lo contrario, pues está enfocado en que el equipo mejore para que puedan luchar por la decimocuarta estrella de su historia.

“No estoy desconcentrado. Estoy más concentrado que nunca porque, aunque no ha sido un buen torneo, debemos demostrar que el equipo está sólido. Hay que pelear la 14 para el equipo”,

Ver más videos

Te invitamos a ver estos videos




Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

0

Comments

0 comments

VIDEO: ¿Qué es la economía moral de AMLO?

Gael García sobre votar por AMLO: ‘No estoy arrepentido; hay que chingarle en todas las áreas’