Estafan a familia damnificada por socavón en Puebla: ‘Gobierno de Monterrey’


Magdalena y Heriberto Sánchez, matrimonio que resultó damnificado por el socavón que se abrió en una comunidad agrícola de Puebla, fueron víctimas de una estafa telefónica, reportan medios locales.

Los habitantes de la casa dañada narraron que fueron contactados por una persona que se identificó como funcionaria de la Secretaría de Gobernación de Monterrey para ofrecer un apoyo económico de 35 mil pesos, por lo que les pidió su documentación y un depósito de mil 900 pesos para realizar el trámite.

La persona que llamó se identificó como Marisol Hernández, quien les explicó que les ayudarían a sobrellevar el problema que enfrentan y que debían hacer el depósito en una tienda de Oxxo. Después les pidió 3 mil pesos más, con la promesa de aumentar el monto del apoyo, pero ellos sólo pudieron depositar 2 mil pesos más bajo el mismo sistema.

La supuesta funcionaria de la Secretaría de Gobernación de Monterrey, dependencia que no existe, les aseguró que se les depositaría en Banco Azteca un total de 45 mil pesos, pero, cuando acudieron a la institución a cobrar, les informaron que no existía la cuenta.

Precio del gas LP baja y ciudadanos lo presumen en redes

Leer más

Ellos decidieron levantar una denuncia ante las autoridades del municipio de Juan Bonilla, donde se encuentra la comunidad de Santa María Zacatepec.

En entrevista para Aristegui, José Antonio Ramírez, coordinador general de Protección Civil en Puebla, informó que el socavón ya mide 97 por 78 metros, según el sobrevuelo realizado el jueves a las 6:49 horas.

El fenómeno comenzó el sábado por la mañana, con un diámetro de 5 metros y hasta ahora las autoridades no saben cuáles son las causas.

El funcionario informó que la familia Sánchez fue desalojada, ya que parte de su casa ya se encuentra dañada,

También dio a conocer las estrategias para evitar riesgos por el socavón, como el perímetro de seguridad para impedir que los curiosos se acerquen.


Like it? Share with your friends!