“Quiero pedir perdón a mi familia”: últimas palabras de Abel antes de ser ejecutado


El mexicano Abel Revill Ochoa, condenado en 2003 a pena de muerte por asesinar a cinco miembros de su familia en 2002, fue ejecutado este jueves poco antes de las 19:00 horas en una cárcel del estado de Texas.

Estas fueron las últimas palabras de Abel antes de ser ejecutado.

“Quiero pedir perdón a mi familia política por todo el dolor que cause”, declaró antes de recibir la inyección letal.

Revill Ochoa asesinó a su familia en 2002 y, tras ser detenido, argumentó que había sido poseído por el diablo.

MÁS NOTICIAS:   Difunden audio de Karla Luna confrontando a Karla Panini y Américo Garza

Pese a esto, afirman sus parientes que tomó la resolución de la pena de muerte con tranquilidad pues se decía hombre de Dios.

HISTORIA DE LA MASACRE

Era el 4 de agosto del año 2002 cuando Abel Revill Ochoa asesinó brutalmente a su esposa Cecilia, a sus dos hijas de 7 y 9 meses, a uno de sus cuñados y a su suegro, dentro de una casa en la ciudad de Dallas, en Texas.

Abel era adicto y ese día le había pedido dinero a su esposa para comprar crack. Cuando se terminó la dosis estaba completamente de sus cabales, se dirigió a su habitación donde guardaba una pistola y comenzó a dispararle a su familia.

MÁS NOTICIAS:   Golpean a médico tras saber que su familiar murió de COVID-19 (video)

Una de sus hijas, la de 7 años, intentó escapar, pero el hombre le disparó antes.


Like it? Share with your friends!